foto10
Sevilla se suma a la prohibición del glifosato

Sevilla se suma a la prohibición del glifosato

Sevilla se convirtió en la tarde del 4 de abril en la última ciudad en prohibir la aplicación del glifosato para usos no agrícolas en su término municipal. La moción que establece la prohibición, presentada a petición de Ecologistas en Acción y suscrita por los grupos municipales de Izquierda Unida, Participa Sevilla y el Partido Socialista, fue finalmente aprobada por unanimidad por todos los grupos políticos.

glifosatoLa propuesta de Ecologistas se sustenta en la clasificación en marzo de 2015 de este pesticida, el más utilizado del mundo, como agente “probablemente cancerígenopara los seres humanos” por parte de la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer, perteneciente a la Organización Mundial de la Salud.

Según la moción aprobada por el Ayuntamiento de Sevilla, el glifosato queda prohibido en los espacios de uso público, carreteras, ferrocarriles o redes de servicio en la totalidad del término municipal. Su uso será sustituido por métodos que no dañen la salud ni el medio ambiente, como métodos mecánicos y térmicos.

Para que esta moción se haga efectiva, a partir de este momento el Ayuntamiento incluirá la prohibición de este producto en los pliegos de prescripciones técnicasque rigen la contratación de los servicios de mantenimiento de zonas verdes y otros espacios del municipio.

Asimismo, el Consistorio se compromete a “fomentar una reducción de su uso agrario y una aplicación en condiciones de seguridad”, además de a sensibilizar a los vecinos para evitar el uso doméstico de herbicidas. Por otro lado, también se compromete a solicitar al resto de Administraciones la no utilización de este producto en el término municipal de Sevilla.

Además de su declaración como agente probablemente cancerígeno, una directiva del Parlamento Europeo de 2009 establece que los Estados miembros “velarán por que se minimice o prohíba el uso de plaguicidas” en carreteras, espacios utilizados por el público general o grupos vulnerables (parques, jardines, áreas de recreo, espacios cercanos a centros de asistencia sanitaria…). Además, ante la duda de que un producto pueda resultar perjudicial para la salud de la población, las Administraciones están obligadas a aplicar el ‘principio de precaución’ y, por tanto, evitar su utilización.

Sevilla se suma así a la lista de casi 50 ciudades que, como Barcelona, Tarragona, Badalona, Zaragoza o Alcobendas, han prohibido o restringido el uso del glifosato en sus términos municipales, una prohibición a la que también se sumó el pasado 11 de marzo la comunidad autónoma de Extremadura.

Comparte este artículo
  • Digg
  • del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Live-MSN
  • Meneame
  • MySpace
  • TwitThis